domingo, 15 de septiembre de 2013

ME MOSTRASTE UN MUNDO DISTINTO

Con vos descubrí que se puede amar sanamente y sin lastimarse.
LLegaste a mi vida para llenar mis días de luz, para mostrarme que merezco algo más de lo que creía, para darme un motivo por el cual esbozar todos los días una sonrisa de esas que hacen que asomen las ensías, para tener ganas de salir al mundo en busca de tu presencia, para hacerme sentir alguien... alguien increíblemente feliz.

miércoles, 31 de julio de 2013

A veces sólo se trata de confiar en el otro, en uno mismo, y en el hecho de que las cosas puedan salir bien de una vez por todas.
Después de diecinueve años de fracasos, tal vez sea lógico reprocharse la propia felicidad, poner en duda su merecimiento.

¿Por qué planeamos todo?

A veces sólo se trata de dejarse llevar y dejar que el otro sea. Dejar que las cosas pasen, sin pensar todo el tiempo en sus consecuencias. 

Ser egoístas y quererse un poco... quizás de eso se trate, de pensar en uno y de permitirnos estar bien, más allá de todo.
Estar bien con uno mismo y con los demás. Estar en sintonía con el mundo y no pensar en lo que ya vivimos, porque no es más que eso: nuestro pasado. ¿Acaso tiene sentido seguir pensando en lo que ya pasó? Por mucho que reflexionemos, las cosas fueron y ya no van a ser.

Quizás, sólo se trate de vivir hoy, para uno mismo.

sábado, 13 de julio de 2013

¡Qué difícil es tomar una decisión cuando se trata de dar oportunidades!
Mucho más complicado es dársela a uno mismo.
Una chance que nos da la vida, una mano que nos cae del Cielo, una nueva oportunidad para ser feliz, para vivir el día a día de otro modo... Una mano que agarra la nuestra, un par de ojos que iluminan nuestra existencia y algunas palabras que despiertan nuestro corazón.

Sí, una nueva chance para ser feliz... UNA OPORTUNIDAD PARA SER.

lunes, 24 de junio de 2013

En días como el de hoy me vuelvo a preguntar si alguna vez voy a ser capaz de querer a alguien como te quiero a vos, si voy a poder ser con alguien lo que fui con vos, si voy a sentir felicidad agarrando otra mano, besando otros labios, tocando un cuerpo que no es tuyo... Y quizás pueda hacerlo con alguien que no sos vos pero, inevitablemente, con vos en mi cabeza.

domingo, 2 de junio de 2013

MEMORIES

Y de pronto descubrí que fui yo la que nunca quiso aceptar que te fuiste. Fui yo la que ese día no quiso darse vuelta para ver cómo te ibas, llevándote con vos una parte de mi vida, un pedazo de mi alma, alejando tu camino del mío simplemente porque nuestros planes ya no eran los mismos. Pero, aunque hoy no estés conmigo, compartimos el mismo cielo, el mismo aire, el mismo Sol, y el mismo recuerdo de un amor que, pase lo que pase en el medio, nunca va a terminar.

domingo, 10 de marzo de 2013

-¿Por qué la gente buena sale con personas malas?

-Bueno, aceptamos el amor que creemos merecer.


-¿Podemos hacerles saber que merecen más?


-Podemos tratar...

martes, 12 de febrero de 2013

¿Cuántas veces en un mismo día llegamos a preguntarnos por qué pasan ciertas cosas?

     El problema radica en nosotros, en nuestra forma de apegarnos a las personas, a las situaciones... A nuestra sonrisa, esa que ya no está, que ya no se dibuja en nuestro rostro porque sí, sin motivos, simplemente porque la vida, en todos sus aspectos, nos proporciona bienestar.
     Duele, duele adentro y muy fuerte cuando perdemos todo aquello que nos hacía esbozar una sonrisa hasta dejar entrever las ensías... Pero, ¿acaso podemos perder algo que nunca fue de nuestra posesión? Quizás sea eso lo que nos oprima el pecho: la falsa idea de que podemos adueñarnos de las personas, la ilusión de que permanezcan a nuestro lado para siempre, tomándonos la mano, regalándole color a nuestra vida, ayudándonos a caminar... Es difícil olvidar a quien alguna vez me hizo sentir realmente querida, pero el punto no es olvidar, sino recordar sin que duela.

jueves, 25 de octubre de 2012

Las heridas, con el tiempo, sanan y  hasta cicatrizan, pero las cicatrices viven en nosotros para siempre.

martes, 11 de septiembre de 2012

¿Cómo se hace para calmar el dolor ajeno cuando uno no puede consigo mismo?
Éste es mi diario público, aunque me dedico a volcar en este espacio mayormente momentos tristes, sentimientos apagados, desilusiones, golpes... Escribir alivia mi dolor.

jueves, 7 de junio de 2012

Esa línea que separa la vida en locura y realidad...
Quizás no me haga bien el hecho de tenerte presente, fantaseando con la idea de que algún día te quedes a mi lado para siempre, como si ya nada fuera capaz de alejarnos... Pero es que me acostumbré a que estés ahí, ocupando en mí un lugar que difícilmente pueda llenarse, salvo por este vacío enorme que de a poco vas dejando en mí...

 

 

TU SONRISA:

LAS PUERTAS 

DEL CIELO...

lunes, 28 de mayo de 2012

Como soy una convencida de que no existen las casualidades y, en cambio, tengo la firme convicción de que todo es por algo, no dejo de preguntarme por qué te fuiste tan lejos después de haber estado tan cerca...

domingo, 13 de mayo de 2012

Con vos se va un pedacito de mi vida, sin vos me muero un poco, pero no lo entendés.
No te excuses diciendo que es por mí, porque es por vos. Si vos lo querés así, afrontalo y aclaremos las cosas, pero no me dejes pendiendo de un hilo, como soles hacer, porque a mí me duele... Y no lo quiero así.
Para vos es fácil, porque vos no lo necesitás... Y, aunque yo lo necesite, ¿qué importa lo que yo necesite?

miércoles, 22 de febrero de 2012

No, no se habla, no está permitido. Son reglas que establecimos quizás sin darnos cuenta, normas de las que nunca hablamos, pero que están y respetamos.

No, tampoco está permitido quererse... Al menos debe hacerse en silencio, sin mencionarlo.

Así somos...
Nadie sabe por qué, o al menos yo desconozco el motivo. Pero no somos capaces de cambiarlo, es mucho más fácil dejarlo todo como está, estático, repitiendo todo una y otra vez sistemáticamente.
Solemos dejar todo tal y como está, sin hablar del tema, porque es más sencillo, porque evitamos planteos, porque está prohibido, porque es otra de nuestras reglas no-mencionadas pero establecidas, tal vez inconscientemente.

Pero te quiero, aunque no esté permitido.

jueves, 9 de febrero de 2012

Carajo, cómo cuesta sostenerte la mirada en el espejo...

lunes, 14 de noviembre de 2011

Nadie sabe qué es lo que nos espera en el futuro (si es que nos espera algún futuro), pero sea lo que sea, sé que vas a estar presente en él. En la forma en la que sea, como ayer o como hoy; pero sé que, pase lo que pase, hoy te elijo a vos por sobre todas las cosas.
Quizás por lo que fuiste conmigo, por lo que fuiste para mí, por todo lo que significaste y seguís significando en mi vida; o quizás porque te quiero en ella, conmigo. Y vos sabes que es así, ambos sabemos que hacemos como si no lo supiéramos.
Hoy tengo la certeza de que siempre va a ser así, de la misma manera, volvería a elegirte una y otra vez, más allá de todo, para siempre...

domingo, 18 de septiembre de 2011

- Eres sólo un niño, no tienes idea de lo que dices... nunca saliste de Boston.
Si te pregunto sobre arte, seguro me detallarías cada libro que existe. Michelangelo, sabes mucho acerca de él... la obra de toda su vida, sus aspiraciones políticas, su relación con el Papa, su orientación sexual, todo, ¿no? Pero no puedes decirme cómo huele la Capilla Sixtina, nunca has estado allí para observar su hermosa cúpula.
Si te pregunto sobre mujeres, me darás una extensa lista de tus favoritas, puede que hasta te hallas acostado con algunas de ellas. Pero no sabes qué se siente despertar junto a una mujer y sentirte verdaderamente feliz .
Si te pregunto sobre la guerra, citarás a Shakespeare: "Una vez más hacia la batalla, queridos amigos". Pero tú jamás estuviste en una guerra, jamás sostuviste la cabeza de tu mejor amigo en tu regazo y lo viste dar su último suspiro pidiéndote socorro.
Si te pregunto sobre el amor, seguro me citarás algún soneto... Pero, jamás miraste a una mujer y fuiste totalmente vulnerable. Jamás conociste a alguien que te comprenda con los ojos. Jamás sentiste que Dios creó a la mujer perfecta para ti, la que te rescata de las profundidades del infierno.
No sabes lo que es una pérdida, eso sólo ocurre cuando amas a alguien más que a tí mismo... Dudo que alguna vez hayas amado así a alguien.
Cuando te miro, no veo un hombre inteligente y seguro; veo un niño demasiado agresivo, y muy asustado. Pero eres un genio, nadie lo niega. Nadie podría comprender tu cumplejidad interior... Pero tú presumes que sabes todo sobre mí porque viste una pintura mía, analizaste cruelmente mi vida.
Eres huérfano, ¿verdad? ¿Crees que puedo saber lo dura que fue tu vida, cómo te sientes, quién eres, porque leí Oliver Twist? ¿Esa novela te define? Personalmente, me importa un bledo tu sabiduría, porque todo lo que puedo aprender de ti está en los libros. A menos que quieras hablar sobre ti, sobre quién eres. Ahí me sentiré fascinado. Deseo aconsejarte, pero tú no quieres eso, ¿verdad? Te aterroriza lo que pueda decir... Es tu decisión.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Es bueno saber que no soy la única que quiere cambiar esto... Me hace sentir bien el hecho de que quieras recomponer las cosas.
Nadie habla de olvido, quizás solo se trate de no guardar rencor, o de dejar de lado un poco de todo nuestro orgullo... Sí, aunque me cueste horrores (como todo), ¡quizás de una buena vez algo valga realmente la pena! (Ojalá).

domingo, 29 de mayo de 2011

Me irrita tanto que valores tan poco mi esfuerzo, que te hagas el superado, el duro, el súperpoderoso... Si te quedaron temas del pasado sin resolver no es mi culpa! Yo supe deshacerme de tanto rencor y dejar de lado mi orgullo... No estaría nada mal que no intentes.

domingo, 22 de mayo de 2011

Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo, ni siquiera yo. Si tienes un sueño, ve por él... La gente que no lo consiguió te dirá que no lo lograrás; pero, si tienes un sueño, persíguelo y punto.

viernes, 13 de mayo de 2011

I'll take you to a land of liberty where we can live... Live a good, good life, and be free.

domingo, 8 de mayo de 2011

Y vos, ¿qué hacés? Sufro... y, en mis ratos libres, escribo.

sábado, 23 de abril de 2011

domingo, 27 de marzo de 2011

Me hace bien saber que te precupás por mí, hacés que me sienta alguien.

domingo, 6 de marzo de 2011

Yo no me olvido que, cuando creía que todo era un infiero, vos me demostraste que todavía tenía alguien en quien confiar... Fuiste vos quien, día a día, me brindó la fuerza necesaria para seguir, para sobrellevar toda situación.

domingo, 13 de febrero de 2011


Y yo te vi tan triste que...
VENÍ
VOLÁ
SENTÍ.

domingo, 16 de enero de 2011

miércoles, 12 de enero de 2011


Ya no me encuentro preguntándome '¿por qué?';
por fin entiendo, de una vez, el porque sí...
Porque te ví, te dejé entrar, cerré la puerta y te elegí.
Porque esos dos faroles pueden hacer que,
si estoy fané, las pequeñas cosas se bañen del brillo de esa ternura que transmitís
cuando me mirás.

lunes, 10 de enero de 2011

¿A quién le vamos a tirar una pared cuando ya no nos quede nadie?

Tal vez un perro fiel, a cambio de comer, soporte hasta lo insoportable.

sábado, 1 de enero de 2011

"ERROR". Su mente volvió a poner el aviso en la pantalla. Él debía ser erradicado de su memoria. Había que aprovechar la benéfica influencia de la computación en las relaciones conflictivas. Entre las dos opciones posibles: reiniciar o finalizar ahora, había que elegir finalizar. Era imposible reiniciar algo, volver al punto inicial como si nada hubiera pasado.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Hoy, cuando el reloj marque las doce, vamos a dar comienzo a un nuevo año. Es increíble, parece que fuera ayer cuando brindábamos recibiendo el 2010, y ya está llegando a su fin...


Creo que comencé el año llena de temores, enfrentándome a nuevos fantasmas, ingresando a la Secundaria Superior, pasando las primeras semanas queriendo salir corriendo de ese aula donde todo era totalmente distinto al año anterior, extrañando. Pero creo que gracias a mis amigos, gracias a ustedes fue que logré superarlo, hasta acostumbrarme.


Fue un año rutinario, entre el colegio, el gimnasio e Inglés... De hecho ya terminó 4° año Humanidades 2010, y 5th Senior.


Para Octubre me esperaba esa experiencia única, la más linda hasta ahora: Misión Daireaux 2010. Meses de trabajo que se concretaron y demostraron valer la pena durante esos diez días increíbles en los que aprendí tantas cosas.


Quizás este año no fue el más fácil ni el mejor, pero sí puedo asegurar que me regaló momentos muy felices y gente hermosa. Así como también trajo consigo sus momentos tristes, jodidos, difíciles... y es ahí donde están ustedes ayudándome a seguir, levantándome si caigo, con sus palabras, con sus consejos, con sus hombros y sus oídos bancandose todo.


Perdí a Kuki, a esa gorda hermosa que creció conmigo... Se fue la nonita, no sabés cómo te extraña tu periquita! Si bien se fueron físicamente, sé que siempre van a estar conmigo, dondequiera que se encuentren.


Dicen que lo que no te mata te fortalece, y creo este año sirvió para darme cuenta de muchas cosas... Si bien era conciente de que la gente cambia y blablabla, me llevé varias sorpresas, quizás me desilusionaron mucho, y perdí personas que creía importantes y ahora, a pesar de seguir presentes físicamente, ya no existen en mi vida.


Como todos los años, el 2010 tuvo sus cosas buenas y malas, sus momentos lindos de reír hasta las lágrimas, y sus momentos tristes, de desilusión, de desesperanza...


Creo que ya no me queda más que agradecer a todas y cada una de las personas que, para bien o para mal, formaron parte de mi año, gracias por haberlo compartido conmigo... creo que aprendí mucho de todos, y de cada situación.


Gracias a mi familia, a mis amigos, a los de siempre y a las personitas increíbles que conocí durante este año, a Brakko por aparecer y alegrar mi día a día... Gracias a mis mejores amigas de siempre: Mica, Kathe, Caro, Juli; gracias a mi mejor amiga Solsi; gracias Ufone; gracias a Bere, Meli, Cami, Yani, Mica; gracias a mi grupito hermoso de Inglés; gracias al Grupo Misionero y gracias a 4°B...Los quiero, realmente son muy importantes para mí, y creanme que sin ustedes nada hubiera sido igual.


Les deseo el mejor fin de año posible, y espero que arranquen con todo el 2011! Voy a necesitarlos mucho en este año que comienza... ¡GRACIAS!







Noelia F. Parapar.

sábado, 25 de diciembre de 2010

"Es tu culpa, infeliz, ¡hacete cargo! Cuando decía que me moría sin vos, lo decía en serio."

martes, 21 de diciembre de 2010

Si supieras lo triste que es para mí todo esto... Si tomaras conciencia, al menos por un segundo, del dolor que me causaron tus palabras, que de hecho siguen haciéndolo, pasando repetitivamente por mi cabeza una y otra vez.
Es triste saber que te consideraba la mejor persona del mundo, y ahora ni siquiera cruzamos palabra. Me llené la boca durante días enteros hablando bien de vos, como si fueras un héroe...
Ahora no puedo creer lo que veo mediante tus actos, o lo que escucho cuando te tengo cerca.
Creeme que me duele, que te extraño... extraño lo que eras; quien sos hoy ya no me importa.

domingo, 5 de diciembre de 2010

El pasado jueves dos de diciembre llegó a su fin

Cuarto Año Humanidades 2010, qué alivio.

domingo, 28 de noviembre de 2010

viernes, 26 de noviembre de 2010

No hay dolor que duela más que el dolor del alma, no se aleja así nomás... Cosas lo hacen aliviar, pero no lo calman ¿A quién querés engañar?

martes, 23 de noviembre de 2010

No tendría por qué enojarme, pero me molesta bastante. Ya no sé quién sos, detesto que actúes, que te metas en ese personaje que no sos vos, que te encierres dentro tuyo y muestres algo que realmente no es. A veces me das asco.

viernes, 5 de noviembre de 2010

¿Cómo se hace para seguir cuando ya no queda nada?

We did it, it's a success.

If you believe in something, it will happen. It may not happen exactly the way you want, but it will happen. If we believe that something is true, it becomes true.

domingo, 17 de octubre de 2010

Creo que ya no existen palabras para explicar lo increíble que fue,
¡GRACIAS Misión Daireaux 2010!

domingo, 19 de septiembre de 2010

...de migas se construye el porvenir. Y, cuando estés en el fondo de los fondos, ya verás que no hay camino que no sea el de subir.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

... pero quiso el destino que todo aquello terminara.

viernes, 27 de agosto de 2010

Algún día vas a darte cuenta de que te estás equivocando, te llevas el mundo por delante y crees que está todo bien. Te estás equivocando conmigo, y cuando te des cuenta va a ser tarde... tal vez sea ese día cuando empieces a entenderme.

domingo, 22 de agosto de 2010

With every word, another feeling dies...

domingo, 8 de agosto de 2010

No estaría mal que de una buena vez te hagas cargo de algo en tu vida.

domingo, 1 de agosto de 2010

I'm the mess you chose, the closet you can not close; the devil in you, I suppose... 'Cuz the wounds never heal.
But everything changes...if I could turn back the years, if you could learn to forgive me, then I could learn to feel.

domingo, 18 de julio de 2010

¿Será que nunca nada de lo que diga o haga va a ser suficiente?

viernes, 18 de junio de 2010


Sólo me quiero sentar
a esperar que saltes al vacío
y que no vuelvas nunca,
y que toda tu vida
te mate la culpa de haberme robado
una parte del alma.

domingo, 13 de junio de 2010

Viviendo en el ayer, aletargando el hoy... SOBREVIVIENDO.
Te hieres externamente
intentando matar lo que hay dentro.

domingo, 6 de junio de 2010

Siempre adentro mío, fiel a su promesa de quemarme la cabeza, para que yo sea infeliz...
Me enferma comprender que forma parte de mí.

domingo, 23 de mayo de 2010

Y es que ya no sé si te quiero por lo que sos, por lo que fuiste, o si quiero todo aquello que fuimos.

domingo, 16 de mayo de 2010

Tenías el mundo a tus pies,
¿y ahora qué?
Querés terminar con todo,
pero hay algo que te condena.
Miedo.
Miedo a ese fantasma que me persigue a donde quiera que vaya; ese fantasma del que nunca voy a poder deshacerme, ese que siempre va a estar conmigo, ese que más de una vez logró ganarme y temo que vuelva a hacerlo.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Lo único que sé es que ya no sé quién sos,
y extraño aquel que solías ser.

domingo, 9 de mayo de 2010

...nuevamente me encontré sóla, necesitándote; y volví a recordar que te perdí, volvió a sangrar la herida... esa que creía cerrada volvió a abrirse para traer a mi mente todos aquellos recuerdos de momentos en que me hiciste feliz. Y ahora sólo vivo de recuerdos... ahora, sólo vivo del pasado.

domingo, 2 de mayo de 2010

El sufrimiento tiene muchas caras. La desdicha sobre la tierra es multiforme. Dominando el ancho horizonte como el arco iris, sus tonalidades son tan variadas y tan distintas, y, sin embargo, tan íntimamente fundidas como las de este. ¡Dominando el ancho horizonte como el arco iris! ¿Cómo es que de la belleza he podido extraer un ejemplo de fealdad; de la benéfica paz, un símil de la pena? Pero así como, en ética, el mal es una consecuencia del bien, así, de hecho, de la alegría nace la pena. O bien el recuerdo de la dicha pasada es la angustia del día de hoy, o el martirio que es tiene su origen en el éxtasis que podría haber sido.

miércoles, 28 de abril de 2010

A veces me pregunto dónde quedó aquel que eras siete meses atrás; aquello que sentías, quizá.
Y tal vez no sean más que preguntas sin respuesta, arrepentimientos sin explicación alguna, que me angustian a cada momento...

domingo, 18 de abril de 2010


Aunque pase el tiempo, aunque pasen las ganas. Aunque tus locuras ya no sean como las mías... Aunque me refugie en otros brazos, aunque te pierdas en otros ojos. Aunque mi vida se aleje de la tuya y no volvamos a encontrarnos, y ya nos quede muy lejos el camino de regreso. Aunque ya no escuche tus palabras, aunque te hayas olvidado de mi voz. Aunque todo siga pasando... Aunque mi piel se erice con otro calor, aunque tus manos recorran otro cuerpo, y ya no te acuerdes de mí. Aunque mi mundo gire en un sentido distinto al tuyo y en mis caminos no encuentre ni el eco de tu voz. Aunque estemos así, tan lejos, tan olvidados, tratando de recuperar lo que el pasado se llevó. Aunque te haya perdido, y no recuerde cómo y por qué. Aunque desaparezcas bruscamente, así como apareciste, irrumpiendo mis días, mi vida, todo lo que era, y hoy ya no compartamos siquiera el mismo aire... Fuiste esperanza cuando no la había, fuiste sueños entre realidades que lastimaban, fuiste amor cuando ya no sabía amar. Fuiste vos, que sin razones, dejaste una razón en mí.

martes, 13 de abril de 2010

Tal vez éste no sea más que el precio que tengo que pagar
por mis errores pasados...

domingo, 28 de marzo de 2010

Y es que cuando te tengo cerca mío, suelo fantasear con la posibilidad de aferrarme a vos para siempre.
I only wish you weren't my friend,
so I could hurt you in the end.

viernes, 19 de marzo de 2010

Más de una vez uno siente arrepentimiento por las cosas que hizo, o quizás por las que no hizo en su momento.
Pero ahora ya es tarde para arrepentirse, ya nada es lo mismo, nada es igual, ya no se da lo que antes se daba.
Y es que el problema está en mi apego, en mi manera de relacionarme con las cosas, en aferrarme a ellas, a las personas y a las situaciones, como si eternamente fueran a ser así.

domingo, 14 de marzo de 2010


... but I need you
to know that I care,
and I miss you.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Vos ibas con ella, yo iba con él;
jugando a ser felices por desesperados, por no aguardar los sueños,
por miedo a quedar solos.

sábado, 6 de marzo de 2010

Esa maldita necesidad de ser necesitadas por el otro. Tener que sentir que alguien nos necesita, para no sentirnos inútiles, inexistentes, ignoradas, infelices... Necesitar que el otro nos necesite para sentirnos algo importante, o al menos alguien.

viernes, 5 de marzo de 2010

Tantas escaleras,
y nunca aprendí a bajarme sin que me dieras
el voto de confianza.
¿No ves que me caigo?
Agarrame la mano.

miércoles, 3 de marzo de 2010

Recuerdos lejanos,
secretos que, cuando me acerco,
desaparecen...

lunes, 1 de marzo de 2010

Si hay algo en lo que, definitivamente, no creo es en las casualidades. Todo lo que nos pasa tiene, sin duda, un por qué o, mejor dicho, un para qué. Podemos estar seguros de que en esta vida no vamos a vivir nada que no nos toque vivir, no vamos a pasar por nada que no nos toque pasar, y no vamos a aprender nada que no tengamos que aprender. Si sucede, conviene.

domingo, 28 de febrero de 2010

"Imaginemos por un instante que la vida es una autopista. Cada uno de nosotros maneja su auto por su carril exclusivo, se trata de una autopista distinta a la que jamás hayas transitado. En esta autopista hay tantos carriles como autos y es imposible cambiar de andarivel, ya que cada uno está cercado por gruesas paredes, por lo que no vemos ni sabemos lo que sucede en otros carriles. Por lo tanto, no podemos comparar ni competir con los otros automovilistas.
En cada carril hay funciones que realizar y misiones que cumplir. En función de lo que nos toque, nos durará más o menos el combustible, sufriremos mayor o menor cantidad de accidentes, habrá caminos empedrados y otros asfaltados, más baches, menos baches, días de lluvia, viento en contra, viento a favor, noches oscuras, granizo, caminos de cornisa, etcétera.
Finalmente, todo formará parte del aprendizaje: pincharemos neumáticos y aprenderemos a cambiarlos, nos harán dedo, llevaremos o no a quien lo haga; habrá épocas de menor velocidad, otras de mayor velocidad y, en algún punto, más tarde o más temprano, nuestra marcha se detendrá y la autopista llegará a su fin."

lunes, 15 de febrero de 2010


Me imaginaba que lo que habíamos pasado
había quedado pisado...

viernes, 5 de febrero de 2010

¿Cuántas veces ocultamos sentimientos y,
en el minuto final, queremos sacar todo de adentro?

jueves, 4 de febrero de 2010

Un volcán estalla, cada tanto, en mí.
La impotencia de ver cómo son las cosas
y no poder hacer nada para cambiarlas.

miércoles, 3 de febrero de 2010

Será por todo lo que fuimos...

domingo, 31 de enero de 2010

"Nosotros vemos la maldad en los otros, porque conocemos la maldad a través de nuestro comportamiento. Nosotros nunca perdonamos a los que nos hieren, porque nos parece que jamás seríamos perdonados. Nosotros le decimos la dolorosa verdad al otro, porque queremos esconderla de nosotros mismos. Nosotros mostramos nuestra fuerza para que nadie pueda ver nuestra fragilidad. Por eso, siempre que juzgues a alguien, tené conciencia de que sos vos quien está en el tribunal."
Esta no es forma de vivir, vamos a terminar matándonos. No imaginé la vida así, ni a vos ni a mí, bajo el mismo cielo, lastimándonos.
A veces me siento tan poca cosa.

viernes, 29 de enero de 2010

Cuando aparecían recuerdos del pasado, recuperaba su perdida animación: sus rasgos se hacían más agudos, sus ojos se iluminaban, y la sonrisa de preocupación se alejaba de ella.
Había examinado ese universo caído, triste en su rectitud, incómodo con su desolación; mientras pasaba largas horas en su sala de estar, aguardando a la esperanza que no iba a volver.

domingo, 10 de enero de 2010

¡ALTO!
Se me vino el mundo abajo.
Es increíble, en tan sólo un instante, todo a mi alrededor se destruyó.

sábado, 9 de enero de 2010

Siento unas ganas increíbles de desaparecer de este mundo, en este mismo instante.

domingo, 3 de enero de 2010

A pesar de sentir esa angustia adentro que indica lo mal que me salen las cosas, sigo acá, intentando convencerme de que vale la pena.

jueves, 31 de diciembre de 2009

Se termina el año...

Parece que se nos va el 2009, y creo que sería difícil definir este año, fue algo raro y cambiante respecto a las situaciones por las que pasé. Hoy soy conciente de que, a medida que pasaban los días, hacía cosas que no valían la pena en lo más mínimo, y por suerte logré darme cuenta de que no era bueno para mí, ni para nadie. Pero creo que voy a dejar todo eso de lado y hacer un balance positivo, para quedarme con lo más lindo de estos últimos doce meses. Conocí mucha gente, personas que en poco tiempo se convirtieron en una parte importante de mi vida, casi imprescindibles al día de hoy. Puedo decir que pasé los momentos más felices de mi vida, y otros no tan buenos... Cumplí quince años, viajé, conocí lugares increíbles y personas que compartieron conmigo dieciocho días inolvidables (tanto coordinadores de Expertur, como todas esas chicas del Chocolate que en muy poco tiempo aprendí a querer), y creo que ese tiempo fue suficiente para conocernos bien, porque nos mostramos tal cual somos, y así, con todas nuestras diferencias y las ganas de divertirnos, la pasamos increíblemente bien. Extrañé como nunca antes lo había hecho, y eso me ayudó a valorar lo que tengo acá, porque al estar tan lejos de todos ustedes, me di cuenta de lo que valen. Viví muchas cosas. Fui la mina más feliz del mundo, y por momentos (y hasta por días) me sentí la más desdichada. Viví momentos MUY importantes, y semanas TAN rutinarias que me cansaron. Me enamoré. Mi mente fue una fábrica de ilusiones. Pasé por instantes de odio, y otros que parecieron un sueño. Creí morir en vida, y quise vivir eternamente. Me sentí sola y caí infinidad de veces, pero me encontré rodeada de manos amigas que ayudaron a levantarme. Me di cuenta de que solos en el mundo no seríamos nada (al menos yo). Reí cada vez que pude, y lloré como nunca. Me di cuenta de que existe un mundo más allá de 'mi realidad'. Alguien me dijo que la única persona que iba a estar conmigo siempre, era yo misma, y eso hizo que me dé cuenta de que tengo que empezar por aceptarme. Hice cosas de las que no me creía capaz, y hasta tuve reacciones que no esperaba de mí. Formamos un curso hermoso, pasé a cuarto año del secundario. Nos confirmamos. Y nunca voy a olvidarme de esas tardes de Inglés, gracias a las cuales aprobamos cuarto año en AACI.
En fin, fue un año más, importante como todos, pero creo que, especialmente este año, fue distinto y hermoso a la vez. Demasiadas cosas y personas, gracias a las cuales hoy puedo decir que estoy bien. Porque creo que todo lo que pasa, pasa por algo, y que todo lo malo que nos pasa nos prepara para algo mejor, aunque a veces la felicidad parece nunca llegar. TODO es experiencia en la vida, muchas cosas son inevitables, y existen otras por las cuales daríamos todo por que sucedan. Pero, definitivamente, todo nos ayuda como personas.
Gracias a todos y cada uno de ustedes, que no necesito nombrarlos porque saben quienes son, y no quiero olvidarme de nadie.. Sepan que si tan sólo UNO de ustedes faltaba, nada hubiera sido igual. Gracias por haber formado parte de mi 2009 y por haber hecho de él un año maravilloso. Espero que sigan estando ahí el próximo año, ¡los necesito! Y, seguramente, el que viene va a ser muchísimo mejor que el que se va, y quién sabe las que se trae.

¡GRACIAS!

Noelia F. Parapar.

martes, 29 de diciembre de 2009

El caso no es entenderse, sino que aceptarse.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Es increíble la satisfacción que se siente al saber que fuiste capaz de hacerle bien a alguien. Que esos chicos que pasaron estos últimos días en una cama de hospital te regalen esa mirada y esa sonrisa tan dulce, agradeciéndote por llevarles un juguete o un poco de alegría... Mientras yo estoy en mi casa quejándome, ¿quejándome de qué? Eso nos muestra claramente el poco valor que le doy a la vida y a todo lo que tengo. ¡Qué idiota me siento!

martes, 22 de diciembre de 2009

El tiempo pasa.
Las cosas cambian.
Las personas cambian.
Los pensamientos cambian.
Los sentimientos cambian.
Las situaciones cambian...
Y lo que antes era, ya no es.

sábado, 19 de diciembre de 2009

I'm not everything you thought that I would be.

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Hay momentos en los que saldría corriendo hacia donde estés, me aferraría a vos para que me protejas del mundo, y no permitiría que nada nos impida estar juntos.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Tantas veces nos tragamos las palabras por miedo a lastimar al otro, por miedo a hacerle mal... Y, al fin y al cabo, terminamos haciéndonos mal a nosotros mismos reprimiendo esas ganas de gritar lo que sentimos o pensamos. Tal vez sea por temor a la respuesta, por temor a las heridas, o simplemente por temor al error.

viernes, 11 de diciembre de 2009

Estoy tan lejos de mí que no alcanzo a ver mi esencia .

jueves, 10 de diciembre de 2009


Me vendiste un sueño
al dos por uno,
y me dejaste solo realidad.

lunes, 7 de diciembre de 2009

Si no sabés toda la historia ni cómo son las cosas, no tenés motivos ni razones válidas para juzgarme. No sabés lo que decís, y tus palabras me duelen. Aunque no lo haya dicho, hice muchas cosas por vos, y no lo valorás. No tenés idea de lo mal que me hacés sentir, hoy soy lo mejor y mañana me odiás. ¿Con qué necesidad hacés todo esto? Ponete de acuerdo.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Juzgando al por mayor la gente se olvida de sus propias imperfecciones.
¿Cómo se hace para vivir una vida vacía?
¿Cómo se hace para vivir una vida llena de nada?

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Supongo que me sobre exijo, y sé que no está bien. Todo el tiempo, en todo lo que hago, intento hacer lo mejor y tomo conciencia de que nunca va a ser así. ¿Por qué? Si comprobé que nadie en el mundo es perfecto, ¿por qué yo tengo que intentar serlo? No es así. Y continuamente me equivoco y lo único que hago es recordarme mis propios errores y defectos. Quiero, de alguna manera, destacarme en lo que hago, para no decepcionarme, para no decepcionarlos... Para no sentir que fue uno más de mis fracasos, para que de una vez valoren mi esfuerzo y hasta se sientan, aunque sea un poco, orgullosos de mí.

martes, 17 de noviembre de 2009

A veces siento que tan sólo necesito un abrazo,
y alguien que me diga que todo va a estar bien.
Tal vez eso sea suficiente para sobrevivir.

sábado, 14 de noviembre de 2009

En siete días Dios creó el mundo...
Y en siete segundos,
yo destruí el mío .

domingo, 8 de noviembre de 2009

¡Hola! Me llamo Pablo, tengo un año y medio de edad, aunque no sé que significa eso. Lo que sí sé es lo que siento cuando se me cae el sonajero, cuando entre las sábanas se me pierde mi osito de peluche. Es tal mi desesperación que lloro y grito muy fuerte para que mis padres me oigan y acudan en mi auxilio. ¡Qué angustia! Esos sí son problemas delicados.

¡Hola! Soy Pablo, tengo siete años, me gusta jugar fútbol. El mes pasado me saqué un 10 en matemáticas y adivinen que me compraron: una pelota profesional. Yo era el niño más feliz del mundo. Todo era felicidad hasta hoy, porque mi pelota se rompió y mi madre me dijo que no va a volver a comprarme otra porque no sé cuidarlas. ¡Qué angustia! Esos sí son problemas complicados.

Hola! Qué tal ! tengo 14 años, me llamo Pablo Sierra.. Alguna vez se han puesto a pensar ¿quien eres tu? ¿porqué nací aquí? ¿qué será de mi futuro? ¿Por qué soy yo y no tú?. En realidad me doy cuenta que con tantas cosas en qué pensar, la vida se va haciendo más difícil y de que francamente es imposible descifrar los enigmas de la vida. Qué angustia! Estos si son problemas complicados.

¡Hola! ¿Cómo estás? Me llamo Pablo y voy cumplir la grandiosa cantidad de 18 años. Reprobé cuatro materias y creo que estoy perdido. Soy un fracaso, no sirvo para nada. No quiero pensar en esa mirada de mi padre al ver mis calificaciones. Sus ojos van a parecer los de un león furioso. Y eso no es todo: creo que lo que me tiene peor, es esa chica que conocí hace un tiempo. Creo que estoy enamorado de ella, pero ni me mira. No sé que hacer, no sé que decir, no sé como actuar. Esta vida no vale nada ¡cómo me gustaría ser niño otra vez, volver a tener esa edad en que uno no tiene problemas! ¡Qué angustia! Esos sí son problemas complicados.

Buenas tardes, soy el Lic. Pablo Sierra. La empresa donde trabajo no me paga lo que en realidad me merezco. He estudiado toda una vida ¿Y esto es lo que recibo? ¡No es posible! Con esta crisis que nos ahoga a todos y con este gobierno corrupto que tenemos, me estoy hundiendo en la desesperanza. Ya no soy tan feliz como cuando era adolescente; entonces no tenía preocupaciones, no tenía responsabilidades. ¿Qué problemas podía tener? Tenía casa, comida, ropa, todo resuelto. Mi única obligación era estudiar, les diré una cosa: prepárense para el futuro porque está lleno de problemas complicados. ¡Qué angustia!

Mucho gusto, soy Pablo Sierra Rivas, Doctor en Derecho. Soy padre de familia. No es fácil serlo, aunque de mis hijos no me puedo quejar. A la que no soporto es a mi esposa. No es la misma que conocí hace 18 años. ¡Bendita edad! Se construyen castillos en el aire, se sueña con ser millonario, famoso, o con triunfar en una carrera profesional. Ahora todo es diferente; la vida es más dura de lo que parece en realidad y estoy sintiendo una gran angustia al no poder hacer nada por cambiarla. Definitivamente, estos sí son problemas complicados.

¡Ya soy abuelo! Mi nieto se llama Pablo, como yo. Gracias a Dios nació saludable. ¡Qué suerte tendría si pudiera disfrutarlo con salud! Si yo la tuviera, sería el hombre más feliz del mundo, haría tantas cosas que no puedo hacer... Caminaría por el parque de la mano de esa bendita mujer que tengo hace más de 40 años, jugaría con mi nieto a la pelota, viajaría de vez en cuando con el dinero que logré reunir y que ahora se me va en medicinas. ¡Qué lástima que la vida sea tan angustiosa y yo esté lleno de problemas!

¿Qué pasa? No sé donde estoy. Sólo veo una luz, el resto es obscuridad. Hace un tiempo dejé de vivir, pero sigo existiendo. Tarde me di cuenta de que la vida es más sencilla de lo que parece, de que en realidad estuve muerto en vida, quejándome de todo, sintiendo que la vida era sufrimiento. No entiendo por qué me preocupaba por un sonajero o por una pelota rota. ¡Qué importaba que debiera cuatro materias o todas las materias! ¿Por qué le tenía miedo a esa chica que llegó a ser mi esposa y que sólo de viejo supe valorar? ¿A quién diablos le importa el costo de la vida o el gobierno? ¿Por qué me preocupaba tanto por mi salud cuando en realidad podía haber disfrutado de muchas cosas de todos modos? Lo más importante era que estaba vivo, tenía sueños y esperanzas. Yo mismo me impuse el peor castigo: No vivir la vida. Tarde me di cuenta de que en realidad no existen los problemas complicados; tarde me di cuenta de que el secreto de una vida plena es vivir intensamente cada momento; tarde me di cuenta de que el secreto es aprovechar cada día y ser feliz con lo que se tiene.
"La gente deambulaba a su alrededor, pero no le importó. Laura recordó aquella noche mágica en la que la luz de la luna se colaba por el cenador, olía a flores y se dejó dominar por la promesa de un
sueño
- . ¿Alguna vez me quisiste? Necesito saberlo. Yo también tengo que pensar en mi vida.

Peter la contempló con el mar a la espalda, el pelo iluminado por el sol, y la piel clara y frágil. No pensaba decirle la verdad, pero las palabras salieron de su boca:
- No, nunca te quise, pero te deseaba.
Laura se dio cuenta de que el corazón podía romperse más de una vez, pero asintió y se volvió para contemplar el mar.
Pensó que podía romperse infinitas veces. "

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Me creía fuerte, hasta que por fin descubrí que vos eras quien me daba esa fuerza para seguir. Creía que, tal vez, era capaz de poder superar cualquier tipo de situación; hasta que me di cuenta de que en situaciones en las que uno se entrega no hay manera de no salir lastimado.
Pensé que había encontrado la manera de estar bien, hasta que comprendí que cualquier instante puede robarnos el equilibrio y la estabilidad interior.
No pido que mi vida sea como un cuento de hadas en el que todo se resuelve felizmente, tan sólo quisiera congelar la realidad en el preciso instante anterior a escuchar lo que hubiera preferido que nunca me digan.
No me pidan que esté bien cuando ya no quedan motivos reales para sentirme suficiente. No me pidan que muestre mi mejor sonrisa cuando, en realidad, lo único que quiero es llorar, gritar y hacerme mierda, en un intento fallido (como tantos otros) de descargar lo que siento dentro.
No intenten entenderme cuando sólo quiero desaparecer de este mundo. Tampoco pidan explicaciones.
Necesito escuchar algo que por fin me haga bien. Necesito un abrazo. Necesito saber que siemplemente estás conmigo para ayudarme, para acompañarme.
Me siento vacía, sin motivos felices, sin razones que fundamenten que vale la pena seguir, vivir.
Necesito todo, y no tengo absolutamente nada.

domingo, 1 de noviembre de 2009

F U C K !
Evidentemente TODO logró superarme .

viernes, 30 de octubre de 2009

... Y así, después de esperar tanto, un día como cualquier otro decidí triunfar.
Decidí no esperar a las oportunidades sino yo mismo buscarlas, decidí ver cada problema como la oportunidad de encontrar una solución, decidí ver cada desierto como la oportunidad de encontrar un oasis, decidí ver cada noche como un misterio a resolver, decidí ver cada día como una nueva oportunidad de ser feliz.
Aquel día descubrí que mi único rival no eran más que mis propias debilidades, y que en éstas está la única y mejor forma de superarnos.
Aquel día dejé de temer a perder y empecé a temer a no ganar, descubrí que no era yo el mejor, y que quizás nunca lo fui.
Me dejó de importar quién ganara o perdiera, ahora me importa simplemente saberme mejor que ayer.
Aprendí que lo difícil no es llegar a la cima, sino jamás dejar de subir.
Aprendí que el mejor triunfo que puedo tener, es el derecho de llamar a alguien 'AMIGO'.
Descubrí que el amor es más que un simple estado de enamoramiento, 'el amor es una filosofía de vida'.
Aquel día dejé de ser un reflejo de mis escasos triunfos pasados y empecé a ser mi propia tenue luz de este presente; aprendí que de nada sirve ser luz, si no vas a iluminar el camino de los demás.
Aquel día decidí cambiar tantas cosas...
Aquel día aprendí que los sueños son solamente para hacerse realidad.
Desde aquel día ya no duermo para descansar... ahora simplemente duermo para soñar.



Walt Disney

miércoles, 28 de octubre de 2009

Nuevamente tuve que recurrir al pasado, a recuerdos de algunos instantes de felicidad, para poder respirar un rato más, para sobrevivir aunque no fuera mi intención. Y, sin siquiera darte cuenta, me salvaste una vez más.

martes, 27 de octubre de 2009

A veces dudo de lo verosímil, de si lo que nosotros creemos real, realmente lo es... o tal vez sea uno más de nuestros sueños, producto de la propia imaginación.
¿O será, quizás, que alguien alguna vez nos impuso algo como real, algo como imaginario... y nosotros no nos atrevemos a cambiarlo?
Ojalá me sintiera tan segura de mí misma como para poder afrontar esa realidad que tanto nos lastima y, por fin, poder cambiarla... o al menos intentarlo, sin tener la firme idea de que no voy a poder, de que voy a fallar, sin miedo a equivocarme, sin estar completamente convencida de que tan sólo va a ser uno más de mis tantos fracasos.

domingo, 25 de octubre de 2009

Decidí intentar estar un poco mejor .

miércoles, 21 de octubre de 2009


Quizás nunca logro comprender del todo cómo son las cosas, pero sí logré darme cuenta de lo difícil y complicado que es
todo.
Que siempre va a haber alguien pisando tu cabeza tan sólo para encontrarse un escalón más arriba.
Que siempre que caigas va a haber alguien que intente levantarte, y alguien que quiera mantenerte en el suelo o incluso más abajo, arrastrándote.
Que cada vez que te equivoques, el mundo va a empeñarse en recordártelo a diario, para sacarte valor.
De repente no sé cómo se siente estar orgullosa de una misma, no encuentro nada bueno en mí. Quizás eso se llame "dejar influenciarse" por el resto, por aquel que sólo quiere destruirte. Y quién sabe si aquel que se muere de ganas de verme en el peor de los momentos, sea yo misma.

lunes, 19 de octubre de 2009

De repente me encontré con una taza de Tilo y un libro de auto ayuda, y entre lágrimas logré verme intentando, en vano, calmar mis nervios, mi angustia, mi dolor, mi aflicción...
Y en ese insignificante libro de unas pocas páginas, al que acudo seguido, descubrí unas líneas un poco optimistas para mí, pero increíblemente hermosas y reales; las edité un poco y llegué a esto:

CREO...

Que, con ternura, un corazón sin vida puede volver a latir.
Que hay un lugar en el corazón donde habita la esperanza, y es en ese lugar de nuestro corazón donde encontramos el calor necesario para sufragar noches solitarias de recuerdos y desengaños.
Que "la casualidad", o tal vez el destino, nos une a seres que atienden y fertilizan nuestra esperanza.
Que no debemos poner limitaciones a los sueños por realizar, aunque parezcan imposibles.
Que nos han enseñado a dar y no sabemos recibir con generosidad.
Que la paciencia es la que mantiene la esperanza.
Que nunca es tarde para arrepentirse y pedir perdón.
Que al sentir una mirada... un corazón enamorado puede embriagarse.
Que sí, se puede aprender a confiar nuevamente. Alguien me enseñó alguna vez que SIEMPRE se puede...
Que yo no puedo enseñarte lo que no tengo, pero sí podemos intercambiar lo que sabemos.
Que hay que decir lo que se siente, hacer lo que se piense y dar lo que se tiene.
Que las palabras jamás se podrán recoger una vez que han salido de nuestra boca.
Creo que aún hay ESPERANZA...
Que si hacemos y vivimos de acuerdo con nuestro corazón,
si damos lo mejor de nosotros cada instante de nuestra VIDA...
Si amamos desinteresadamente,
si hacemos a los demás lo que nos gusta o deseamos que nos hagan a nosotros...
Este mundo en el que vivimos tal vez pueda llegar a cambiar.
Creo que la vida es hermosa, que nos llena de oportunidades para sentirnos felices de estar vivos. Y hay que aprender a amarla con sus obstáculos, con sus problemas, con sus días grises negros y blancos. Siempre.
Creo en los afectos, en la ternura, en los amigos.
Creo que nunca es tarde para comenzar de nuevo.

domingo, 18 de octubre de 2009

Nos asustan los fantasmas y, sin embargo, vivimos minuciosamente entre ellos: son nuestro ser anterior, el que vivió en una casa, el que pasó por un jardín, el que viajó por diferentes lugares del mundo, el que fue increíblemente feliz o increíblemente desdichado.

jueves, 15 de octubre de 2009

martes, 13 de octubre de 2009


Si uno se detiene apenas unos instantes a observar el movimiento del mar, a simple vista puede darse cuenta que se encuentra en continuo movimiento, que sus aguas vienen y van hacia quién sabe dónde.

A veces me invaden las ganas de juntar todas esas cosas que me hacen mal y depositarlas ahí, en esas aguas, para que se vayan lejos y que no vuelvan nunca.

Todas esas palabras que algún día destruyeron mi mundo, todas esas cosas que hubiera preferido no escuchar; esas palabras que en un pasado me hirieron en lo más profundo y hoy, sin saber por qué, forman parte de mi presente y siguen lastimándome.

Y tal vez sea eso lo que hace que no le de valor a lo que muchos llaman vida.

Tal vez sea eso lo que no me deja ser, lo que no me deja hacer lo que hace tiempo no hago... VIVIR .

domingo, 4 de octubre de 2009

Otra vez la sensación de estar peor que antes.
Otra vez la tentación que voverá a tentarme.
No quiero hacerme mal,
¡extraño el gusto del desastre!

jueves, 1 de octubre de 2009

Cuando sentís que no aguntás más, que no vas a poder seguir. Y, sin embargo, sin saber siquiera por qué, seguís adelante...
Cuando sentís una angustia enorme adentro, que te oprime y no te deja en paz.
Cuando apenas podes respirar, esforzándote mucho y casi sin ganas.
Cuando de a poco vas perdiendo las pocas esperanzas que quedaban.
Cuando tu mundo interior se derrumba, y afuera todo sigue como si nada.
Cuando defraudaste a todas aquellas personas a las que querés, incluso a vos misma.
Pero ahora te odiás, y ya nada es igual.
Ahora tus muñecas hablan por vos y nadie logra entenderte y comprender lo que hacés, ni siquiera vos.
Te lastiman, te lastimás y lastimás al resto.
De sentir tanto dolor, ya no sentís nada.
Ya no te importa nada.
Ya no hay razones para seguir, para luchar.
A pesar de todas las consecuencias, a pesar de todo mi orgullo, a pesar de todas esas pequeñas cosas que decías, cuando las luces se apagan, te necesito...

miércoles, 30 de septiembre de 2009


A veces pienso que no tengo mucho tiempo,
a veces pienso que mi vida terminó.
Todos los días empieza un día nuevo, y si despierto comienzo mi dolor.
En este mundo la inyección es mi deseo, duele bastante,
pero alivia el corazón.

sábado, 26 de septiembre de 2009

La vida muchas veces nos resulta demasiado injusta; tal vez lo merezcamos, o tal vez no...
Según cómo la veamos, puede ser tomada como un regalo, o como el peor de los castigos.
Nadie va a pedirnos permiso para entrar en nuestras vidas.
Tal vez sólo sea un ser humano más entre tanta gente, pero de repente ¡wow! Es la persona más importante para nosotros.
Hasta ese momento era insignificante, pero ahora nuestra vida no puede continuar sin él.
Y ahí empezamos a soñar, a ilusionarnos, y a crear con nuestra mente un mundo fantástico y hasta perfecto, todo fruto de nuestra imaginación, que nunca mide las consecuencias...
Pero somos seres imperfectos limitados por lo imposible. Entonces bajamos a la realidad, y nos damos cuenta de que todo eso no era más que fantasía.
Y lo único que queremos es salir corriendo hacia algún lugar donde esto no esté pasando, alejarnos de todo... Pero no sabemos para dónde ir.
Así que lo único que nos queda es resistir.
Mantener firmes las esperanzas de que todo vuelva a estar bien.
Confiar en nosotros mismos, saber que podemos, sí,
que podemos sobrevivir juntos .

jueves, 17 de septiembre de 2009

Y a pesar de la escasez de fuerzas y ganas de seguir, acá estoy. Levantándome cada día, tal vez sin ganas de vivirlo, pero levantándome al fin.
Seguir luchando a diario, como si mi vida fuera una continua guerra: una guerra en la que me enfrento a mí misma, a mis deseos, a mis planes, a todos mis defectos (sí, esos que continuamente salen a la luz y detesto profundamente), a mis pensamientos optimistas, a mis pensamientos suicidas, a mis placeres, a lo que más me hace sufrir, a mi dolor, a esa angustia que me oprime por dentro y apenas me deja respirar.
Una guerra en la que me enfrento a mis ganas de salir corriendo hacia cualquier lugar, donde todo esto no esté pasando; a mis ganas de saber que todo esto no es real, a mis ganas de poder descansar de una vez por todas, de tener un poco de paz, de ser feliz sin tener que caer frente a tantos obstáculos...

miércoles, 16 de septiembre de 2009


Y es que suelo aferrarme a lo que amo,

suelo convertirlo en el centro de mi mundo,

¡y ahora me aterra el hecho de saber que corro el riesgo de perderlo!

viernes, 11 de septiembre de 2009

¿Sentiste, alguna vez,
lo que es
tener el corazón roto?

jueves, 10 de septiembre de 2009


Desde lejos no se ve.

En determinados momentos de la vida, la locura lejana, distante de otros perturbados y recluidos irrumpe en la cordura cotidiana de las personas. No se trata de un trastorno psiquiátrico severo, sino de inexplicables pensamientos, sentimientos o conductas que pueden exhibir por momentos cualquier ser humano "en sus cabales".

De cerca nadie es normal.

Pero ¿qué es lo considerado normal? ¿Lo que impone la sociedad como modelo de "persona"? ¿ Acaso aquel que tiene su propio pensamiento y poder de desición, aquel que no sigue al resto, no es considerado normal? Qué concepto tan errado tenemos, qué concepto tan errado nos impusieron.

Cualquier persona puede percibir cómo su mente pasa rápidamente de un pensamiento elevado a otro banal, mezquino, torturante, o cómo aparecen ideas, deseos que no se corresponden con los esquemas mentales habituales.

Las adicciones, la inestabilidad emocional como la depresión, el malhumor o aquellas emociones más secretas como los celos, el odio y la envidia pueden llevarnos a la locura. Estas reacciones que tienen o (me incluyo en esto) tenemos personas aparentemente "normales" nos llevan a afirmar que aún el más civilizado y cuerdo es portador de una cuota de locura, el hombre es un animal irracional.

Todos estamos muy cerca de la locura. Todos estamos dotados de una capacidad potencial de irracionalidad que en ciertos momentos nos puede hacer funcionar igual que una persona con un trastorno grave. La única diferencia es que en un caso es transitorio, y en el otro ese trastorno es permanente. Todos somos locos en potencia, ante cierta situación podemos tener ciertas reacciones locas. Que la emoción capte la mente, la capacidad de pensar, es una potencialidad que tenemos todos.

La línea divisoria entre la patología y la salud mental es una frontera tenue y móvil. Hay tres conceptos que se consideran signos de salud. Uno, personal, que yo no tenga manifestaciones emocionales o pensamientos que me perturben o me hagan sufrir. Pero eso sólo no alcanza. El segundo tiene que ver con los otros: que lo que yo haga o deje de hacer no haga daño a los demás. Y el tercero es que sea útil positivamente para la sociedad. Cuando una persona se va de alguno de estos parámetros cruzó la frontera, algunos cruzan un pasito y otros mucho más. Algunos tienen retorno y otros no.


¡Definitivamente, estoy total y completamente loca!

domingo, 6 de septiembre de 2009

Es necesario correr algunos riesgos. Sólo entendemos adecuandamente el milagro de la vida cuando permitimos que lo inesperado se manifieste. Dejándonos ser, sin planificar nada de lo que pase; disfrutando de cada instante, viviendo el momento, dejando que el destino nos sorprenda.
Siempre en busca de nuestro sueño, en la continua persecución de nuestros verdaderos objetivos. Vamos a sufrir, vamos a pasar por momentos difíciles, vamos a enfrentar muchas desilusiones; pero todo eso es pasajero, inevitable, y acabaremos enorgulleciéndonos de las marcas señaladas por todos los obstáculos que, de alguna manera, logramos superar.

Pobre de aquel que tuvo miedo de correr esos riesgos. Porque seguramente nunca se decepcione, ni tenga desilusiones, ni sufra de igual manera como los que tienen un sueño que cumplir. Pero cuando mire hacia atrás, porque siempre terminamos mirando hacia atrás, va a notar que enterró todos los milagros de su vida bien hondo, en una fosa, porque tenía miedo de perderlos. Por lo tanto, lo único que consiguió fue tener la certeza de que desperdició su vida.

Pobre del que llega a escuchar estas palabras. Porque creerá en los milagros, pero los instantes mágicos de su vida ya habrán pasado.

No creo que sea esto lo que en verdad quiero para mí.
Lastimarse, borrar con los codos lo que fue escrito con el corazón... Definitivamente no, no quiero vivir esto.
Entonces, ¿debería revertir la situación? Eso es lo que intento hacer desde hace meses. cambiar las cosas, volver a estar bien. Pero no puedo. No.
Me siento totalmente inútil, incapaz de cumplir cualquiera de mis objetivos, por pequeño que sea.
Y si yo no me tengo fe, creo que nadie va a hacerlo por mí; pero ya no le encuentro sentido a levantarme luego de caer una y otra vez. A pesar de haber tropezado miles de veces con la misma piedra en muy poco tiempo, no aprendo, no la esquivo. Sigo tropezando, como si me gustara, ¡y es que termino pensando eso!
Es indescriptible el dolor que siento dentro, la angustia que oprime mi interior sin piedad, y no me deja en paz.
A veces me siento totalmente insignificante, como si no fuera más que un montón de nada... porque me falta todo, porque estoy mal, porque estoy triste y soy total y completamente incapaz de solucionar las cosas y de hacer feliz a esas personas por las que daría todo, tan sólo por verlas sonreír.

jueves, 3 de septiembre de 2009


Sí, la culpa es mía.
Debería haberte advertido que iba a necesitarte, que iba a desear tu compañía.
Debería haberte advertido que ibas a ser lo único capaz de darme felicidad, que ibas a ser mi único motivo para continuar.
Debería haberte advertido que cada vez que caiga iba a necesitar de tu mano para levantarme.
Debería haberte advertido que iba a enamorarme, que ibas a convertirte en lo más importante para mí.
Debería haberte advertido que sin tu sonrisa ya no podría sonreír.
Debería haberte advertido que con vos iban a irse mis ganas de estar en este mundo.
Debería haberte pedido por favor que no me lastimes.
Debería haberte advertido que soy demasiado vulnerable al dolor, que la angustia y la tristeza me matan por dentro.
Debería haberte advertido que sin vos no sería nada.
Debería volver el tiempo atrás para pedirte que no rompas mi corazón.
Debería haberte advertido que hagas lo que hagas o digas lo que digas, incluso aunque seas la principal causa de mis lágrimas, nunca voy a dejar de amarte.

martes, 1 de septiembre de 2009


Tal vez tenga que aprender que esta vida es demasiado injusta.
Que aunque me esfuerce incansablemente por lo que de verdad amo, no voy a conseguirlo.
Que aunque de hasta lo que no tengo, tan sólo por hacer feliz al otro, no voy a obtener lo mismo; ni siquiera la satisfacción de verlo sonreír.
Que aunque dedique mi vida entera a perseguir mi propia felicidad, tal vez nunca logre alcanzarla.
Que puedo arrepentirme de muchas cosas, pero no vale la pena, porque el tiempo no puede volver atrás, no puedo hacer nada por cambiar las cosas.
Que aunque me lastime, y me duelan las cosas que dice o hace, siempre va a ser lo más importante para mí.
Que nunca voy a aprender que la realidad te miente, y voy a seguir soñando despierta. Como la esúpida enamorada que todavía imagina finales felices.

domingo, 30 de agosto de 2009

Soy mi propia enemiga.
Yo y mi otro yo están en guerra, y ninguna de las dos partes quiere ceder.
Una parte de mí quiere seguir adelante; la otra se muere de ganas de abandonar este mundo.
Una quiere quedarse y afrontar todos mis problemas; la otra quiere salir corriendo hacia cualquier lugar, escapar...
Una se siente una mierda; a la otra no le importa nada.
Una vive de recuerdos que en algún momento me hicieron feliz; la otra vive mi triste realidad.
Una tiene esperanzas de que todo vuelva a estar bien; la otra está desilusionada.
Una quiere seguir arriesgando; la otra está cansada de levantarse para volver a caer una y otra vez.
Ambas viven dentro de mí.
Ambas están cansadas de sufrir.

jueves, 27 de agosto de 2009

Wow, ¿la que escribía ésta mañana era yo?
Qué rápido cambian las cosas, en unas pocas horas se destruyó esa idea que me había formado para ver la vida, para intentar ser feliz.
En muy poco tiempo se fue todo ese optimismo, volvió mi instinto suicida, sí, volvió toda esa mierda.
Y sé que así no voy a llegar a ningún lado, pero no puedo cambiarlo.
Siempre mantuve mis esperanzas e intenté luchar, y hasta hacer lo imposible por conseguir lo que realmente quiero, sí, hasta el último minuto... Pero ya estoy en el tiempo de descuento, y voy perdiendo de una manera irreversible.
Final del partido.
Durante todos estos días, en los que mi estado de ánimo no fue el mejor, en los cuales casi me resigno y me ganan la tristeza y la angustia, me di cuenta de que por algo estoy acá.
Que tengo objetivos en la vida, desde los más pequeños hasta esos que parecen imposibles.
Que nos encontramos en este mundo nada más ni nada menos que para ser felices, y que hay que luchar por lo que uno realmente ama.
Que en el camino que elijamos para concretar nuestros deseos vamos a encontrar demasiados obstáculos, que pueden dejarnos sin fuerzas y hasta sin ganas de continuar; pero esa es la esencia de la vida: aprender a levantarse una y otra vez al caer, y no rendirse nunca.
Porque dicen que lo que no te mata te fortalece, y al levantarnos nuevamente somos mucho más fuertes que antes de hacerlo, y podemos seguir en busca de lo que en verdad anhelamos.
Aprendí también que, a pesar de estar muy mal, siempre mantuve mis esperanzas de que todo vuelva a estar bien... ¡Y es que eso es lo último que se pierde! Porque no existen imposibles, porque todo, por más fantástico que parezca, puede concretarse y ser real.
Alguien me dijo una vez que el momento más oscuro de la noche es justo antes de amanecer, y eso hizo que me de cuenta de que no vale la pena darle protagonismo al dolor, porque como todo, pasa... Y siempre va a estar, porque muchas cosas en este mundo nos lastiman, y ahí aparece el dolor. La vida nos duele, pero no tengo ninguna duda de que vale la pena ser vivida.
No merece que la desprecie como lo hice, porque realmente es lo más importante que tenemos, y vale demasiado como para desear no tenerla.
Voy a intentar vivir sólo buscando la felicidad, mi felicidad, y hacer feliz a todas esas personas que me hicieron o me hacen feliz a mí, es lo mínimo que se merecen.
Tan sólo me gustaría verlos sonreír, sí, y que disfrutemos juntos de todo esto.

martes, 25 de agosto de 2009

Al fin logré salir de la burbuja mágica en la que vivía, en la que imaginaba todo fantástico, pero la mayor parte de las veces no era así.
De repente me encontré con mi realidad, con esa realidad que duele, pero que, al fin y al cabo, es la realidad y no podemos escapar de ella. Aunque durante mucho tiempo fue lo que intenté hacer, esconderme de la realidad que tanto me lastimaba, vivir como lo hacía hasta exactamente el instante anterior a escuchar lo que hubiera preferido nunca enterarme; dibujarme la mejor sonrisa y salir así por el mundo, como si nada hubiera pasado, intentando esconder esa angustia que no me dejaba en paz, escondiendo los escombros de ese mundo que se derrumbaba dentro mío.
¡Y es que no quería acepar esa realidad!
Pero mi cabeza estaba a punto de estallar y mi corazón pedía por favor; hasta que me digné a escuchar las súplicas de mi interior y, aunque el golpe fue duro, choqué con la cruda realidad, me di cuenta de que no podía continuar escapándome.
Y fue ahí cuando, de repente, me descubrí frente a frente con la vida, reclamándole todo eso que no me había dado. Pero hoy me doy cuenta de que, en realidad, no hay nada que reclamar; ella no tiene la culpa de que mi mente y yo hayamos creado un mundo imaginario, en el que las personas que realmente te aman (o al menos eso dicen) quieren lo mejor para vos, no te lastiman ni te quitan las ganas de respirar. Un mundo en el que no existen los finales tristes, tan sólo los felices... aunque, sinceramente, no existen los finales.
Pero ¡Wow, qué distinto es el mundo a mi mundo imaginario! Y qué fácil sería todo sin herirnos por deporte, porque cada vez hay gente más especializada en eso, já! Qué irónico suena.
Y si la vida fuera tan simple, tan fácil, ¿qué sentido tendría? Creo que ninguno... No tendríamos motivos ni objetivos por los cuáles luchar; sería tedioso, y hasta algo triste.
En fin, la vida no es como la imaginé en mis sueños, ni mucho menos. Duele, te angustia, te lastima, pero te regala toda la felicidad posible (si es que sabés buscarla).
Simplemente hay que vivir como si nunca fuésemos a morir,
y amar como si nunca fuera a doler.
Lloré hasta sentir las lágrimas secarse en mis dedos. Lloré hasta respirar profundo y darme cuenta de que ya nadie me hacía bien. Lloré hasta entender que estaba sola y desprotegida en este lugar. Lloré hasta perder la conciencia y sentirme completamente inútil. Lloré, porque comprendí que nada era capaz de hacerme sentir viva y, hasta a veces, poder arrancarme una sonrisa; nada podía ser tan sorprendente y real al mismo tiempo. Lloré porque sentí tu ausencia, esa que hasta hoy nunca había estado, y por fin logré darme cuenta de que en realidad, aunque me cueste aceptarlo, no es culpa de nadie ni de nada lo que me sucede. Lloré, porque por primera vez en mi vida me sentí realmente sin apoyo, sin amigos, ni nadie a quien recurrir cuando la soledad corta mis palabras y ahoga mi respiración, gozando una dulce venganza de mis errores y tropiezos. Y fue así como me ví de nuevo en esta habitación tratando de recordarte, recogiendo los pedazos de tu boca, armando de a poco tu risa y sepultando otras voces, para poder entre ellas distinguir tus susurros; y sin querer entenderlo, cuando ninguna de las fichas encajaba, entendí que te había olvidado y que además, había olvidado tantos sueños y tantos otros recuerdos felices. Lloré, porque sólo tenía viejos recuerdos, algunas imágenes borrosas de las que casi no distinguía tu lejana y triste mirada. Lloré hasta creerme feliz por un instante, hasta que sin motivos empecé a reír sin parar, sin llegar a entender completamente qué estaba haciendo. Lloré hasta verte al lado mío, secando con tanto amor mis lágrimas, tratando de aliviar mi llanto. Lloré, porque de alguna manera me estaba resignando a seguir cada minuto y cada segundo sin tu compañía. Lloré porque creía sentirme fuerte y comprendí que vos me dabas esa fuerza capaz de hacerme sentir el aire rozar con mis labios; lloré porque nunca te diste cuenta de que todo lo que hacía era solamente por vos, porque nunca sentí que mi esfuerzo era suficiente para que te sintieras orgulloso de mí. Lloré, porque vivía cada día sin vivirlo, creyéndome feliz, convenciéndome de que todo lo que hacía estaba bien. Vivía sólo para entregarte hazañas, mis energías, mi vida en un segundo y poder sonreír al saber que te quedarías sólo por mí. Y después de eso, volví a entender que cada cosa que hacía era inútil, que a nadie le importaba verdaderamente lo que hacía o dejaba de hacer. Y lloré, para descargar de una vez por todas, todo el dolor que me ocasionaba sentirme tan poca cosa, de pronto me había olvidado de cómo era sentirse orgullosa de una misma, lloré porque te extrañaba por primera vez y no podía hacer nada para recuperarte. A pesar de mis intentos siempre hay algo que supera mis fuerzas y me derriba haciendo caer una y otra vez de la misma forma, en el mismo lugar, lastimando mi dignidad. Fue así, que al saber que te habías ido perdí todas las ganas de seguir; tal vez me acostumbre demasiado a tenerte cerca y a que me transmitieras cada día un poquito de tu filosofía, porque de cada día hacías una historia diferente. Antes de que llegaras no confiaba en nadie, ni siquiera en mí, y la verdad es que siempre supe que algún día te iba a perder, porque lo bueno nunca dura mucho (al menos para mí) y lloré como tantas otras veces, a escondidas, para no defraudarte. Lloré, porque te necesitaba más que nunca, más que siempre y la noche recién comenzaba.

Y me muero por tenerte junto a mí, cerca ...
Te miro,
no estas ahí.
Te pienso,
no estas aquí.
Te sueño,
y no estas allí.
Creo mirarte, pensarte y soñarte
a pesar que no estas...


And you say you belong to me and ease my mind. Imagine how the world could be, so very fine, so happy together... I can't see me loving nobody but you for all my life. When you're with me, baby the skies'll be blue for all my life. Me and you and you and me, no matter how they toss the dice, it has to be the only one for me is you, and you for me, so happy together...

... Y si para nuestro amor no encuentro un buen adjetivo es porque te amo mucho, mucho más del 'te amo' que te digo
Todos buscan el amor perfecto, un amor sin problemas, un amor color de rosa, un amor que no existe. No intenten amar sin sufrir, mucho menos sin llorar, porque tanto amor por lo menos una lágrima ha de derramar. Así que no intenten encontrar un amor que no existe porque se pueden decepcionar y entonces, entonces si sufrirán.
"A orillas del río Piedra me senté y lloré. Cuenta una leyenda que todo lo que cae en las aguas de este río – las hojas, los insectos, las plumas de las aves – se transforma en las piedras de su lecho. Ah, si pudiera arrancarme el corazón del pecho y tirarlo a la corriente; así no habría más dolor, ni nostalgia, ni recuerdos.
A orillas del río Piedra me senté y lloré. El frío del invierno me hacía sentir las lágrimas en el rostro, que se mezclaban con las aguas heladas que pasaban por delante de mí. En algún lugar ese río se junta con otro, después con otro, hasta que - lejos de mis ojos y de mi corazón - todas esas aguas se confunden con el mar.
Que mis lágrimas corran así bien lejos, para que mi amor nunca sepa que un día lloré por él. Que mis lágrimas corran bien lejos, así olvidaré el río Piedra, el monasterio, la iglesia en los Pirineos, la bruma, los caminos que recorrimos juntos.
Olvidaré los caminos, las montañas y los campos de mis sueños, sueños que eran míos y que yo no conocía.
Me acuerdo de mi instante mágico, de aquel momento en el que un "sí" o un "no" puede cambiar toda nuestra existencia. Parece que sucedió hace tanto tiempo y, sin embargo, hace apenas una semana que reencontré a mi amado y lo perdí.
A orillas del río Piedra escribí esta historia. Las manos se me helaban, las piernas se me entumecían a causa del frío y de la postura, y tenía que descansar continuamente.
- Procura vivir. Deja los recuerdos para los viejos – decía él.
Quizá el amor nos hace envejecer antes de tiempo, y nos vuelve jóvenes cuando pasa la juventud. Pero ¿cómo no recordar aquellos momentos? Por eso escribía, para transformar la tristeza en nostalgia, la soledad en recuerdos. Para que, cuando acabara de contarme a mí misma esta historia, pudiese jugar en el Piedra; eso me había dicho la mujer que me acogió. Así - recordando las palabras de una santa - las aguas apagarían lo que el fuego escribió.
Todas las historias de amor son iguales."

River Plate (L)

River Plate (L)
Gracias por tantas alegrías... El más grande sigue siendo River Plate